El romanico en Almaza
9 Jun

Almazán, el mejor románico de Soria

Bienvenidos al medievo, bienvenidos a Almazán. Os invitamos a que conozcáis esta villa que lleva por nombre tal que la fortaleza si lo tradujésemos al árabe, y que se encuentra al sur de Soria, la capital de provincia, a unos 30 kilómetros de la misma.

Lo primero que os llamará la atención cuando visitéis esta población, que alcanza los seis mil habitantes, es que está prácticamente amurallada. Así, todavía se conservan casi intacto el recinto y las puertas de entrada a la ciudad, con sus grandes torreones, como la Puerta de Herreros, la Puerta del Mercado, y la Puerta de la Villa. Hay otra puerta más pequeña, la del postigo de San Miguel, recuperada recientemente y transformado en un mirador sobre el río Duero.

Pero hablar de Almazán no es solo hablar de sus murallas, tal y como pudiera parecer. En esta localidad encontraréis algunas de las mejores representaciones del estilo arquitectónico románico. La joya sería la Iglesia de San Miguel, templo del siglo XIII declarado como Bien de Interés Cultural, aunque también os podemos destacar la Iglesia de Nuestra Señora del Campanario o la Iglesia de Santa María de Calatañazor.

Dicha joya románica, y dicho postigo de San Miguel, de los que hemos hablado antes, se encuentran en la Plaza Mayor, corazón de la vida de Almazán, y en los que también encontraréis el Ayuntamiento o el Palacio de los Altamira, otro monumento declarado Bien de Interés Cultural.

En la Plaza Mayor también encontraréis una estatua en honor a Diego Laínez, que es el vecino más famoso de esta localidad. Se trata, para el que no lo conozca, del hombre que fundó junto a San Ignacio de Loyola la orden de los jesuitas, y que fue uno de los teólogos más importantes del Concilio de Tentro. Aunque murió en Roma, los restos de este personaje famoso, y del que se cumplen en el 2012 500 años de su nacimiento, descansan en Madrid, a unos 200 kilómetros de donde nació y estudió, en una residencia jesuita.

Leave a Reply